DE MONTAÑERO A TRAIL RUNNER O DE TRAIL RUNNER A MONTAÑERO.

DE MONTAÑERO A TRAIL RUNNER O DE TRAIL RUNNER A MONTAÑERO.

DE MONTAÑERO A TRAIL RUNNER O DE TRAIL RUNNER A MONTAÑERO.

El “Trail running” es una disciplina relativamente joven y por tanto la mayoría de sus practicantes han llegado a ella en tiempos recientes.

 Unos era montañeros les gustaba hacer alpinismo, escalada, raids de aventura o esquí de travesía y usaban el correr por el monte como entrenamiento para su disciplina. Por regla general tenían alta experiencia en montaña, con muchas horas caminando por el monte con bastones y mochila al hombro, sabían lo que era que te cogiera “un marrón” en forma de nieve, granizo, tormenta en la montaña, y en más de una ocasión había hecho la aproximación a un refugio o un ataque a cumbre en mitad de la noche. Si se habían movido por distintos sistemas montañosos, tenían alguna noción de interpretar el tiempo y de mirar la “meteo” el día que tocaba actividad de la buena, si habían tenido experiencias de humedad o frío habían puesto remedio en cuanto a material, etc… en definitiva TENÍAN EXPERIENCIA EN MONTAÑA y se defendía y disfrutan bien de las travesías primero y después de las carreras por montaña.

Otros eran corredores de asfalto, que por novedad, por moda o por interés cambiaron el alquitrán por los senderos y las rocas, adaptaron la técnica, entrenaron su musculatura, aprendieron a subir y sobre todo a bajar y se convirtieron en grandes Trail runners.

Y otros simplemente les atrae el deporte, siguen la moda de los grandes retos y se aventuran a grandes pruebas sin tener una experiencia y progresión deportiva adecuada y por tanto carecen de vivencias en LA MONTAÑA.

Y ahora nos inscribimos en una ultra, entrenamos varios meses para alcanzar nuestro reto, y el día señalado las condiciones climáticas son adversas, la finalización de la prueba nos requiere 1 e incluso 2 noches en el monte, y mi pregunta es ¿para llegar a meta debemos ser montañeros o Trail runners?

Si somos Trail runners posiblemente pensemos más:

  • En ir ligeros que en ir cálidos y secos, pecaremos de llevar suficiente ropa y corremos riesgo de caer en hipotermia.
  • Si no tenemos experiencia /vivencias en montaña en situaciones adversas, nuestra mente nos puede jugar una mala pasada, busque una zona de confort y nos haga desistir en el intento.

Si somos montañeros:

  • Nuestra experiencia previa puede que nos ayude a tomar mejores decisiones en cuanto a logística (dejar ropa de abrigo o de repuesto en ciertos lugares, elegir el material adecuado, ir más pesado pero más confortable) y estrategia en carrera que piense más en ser finisher que en buscar ritmos competitivos.
  • Nuestra mente buscará el lado positivo de la situación, se esforzará en superar las dificultades que ese día ofrece la montaña, buscará salir de su zona de confort en la búsqueda del reto y disfrutará de él.

(Está claro que la montaña pone a todo el mundo en su sitio y el montañero más experimentado puede no alcanzar su objetivo y el corredor más novel conseguirlo).

Simplemente con estas reflexiones tan solo quiero hacer ver que para ser un buen Trail runner aparte de trabajar las capacidades físicas, la técnica, la mente. Todo Trail runner debe:

  • Acumular el mayor número posible de horas en la montaña, en todas sus facetas (trekking, btt, travesías caminando, actividades invernales…).
  • Entrenar la noche si nuestro reto lo exige, quitar miedos a la soledad nocturna, pasar varias horas con la luz de la frontal, adaptar el cuerpo a moverse cuando debería descansar.
  • Entrenar fuera de nuestra zona de confort, salir a entrenar en días de lluvia , viento, (por lugares conocidos y cercanos) pero que nuestro cuerpo experimente como se puede adaptar a las condiciones (que van a ser distintas cruzar un collado a 1500m de altitud en un día soleado a las 12h que en una noche de lluvia a las 5h).
  • Probar todo el material y comprobar si de verdad repele un chorro de agua x o si proporciona un sensación térmica x.
  • En la medida de lo posible visita distintas cadenas montañosas, en distintas épocas del año, visita la alta montaña, haz alguna ascensión por encima de los tres mil metros.

BUCA TU ADAPTACIÓN A LA MONTAÑA y se consciente que en ocasiones la montaña vence, no se deja doblegar y lo sensato es aplazar el reto porque permanecerá allí y mañana podrás volver con más energía.

BE FREE BE TRAIL   www.nomaslesiones.com

Y TÚ ERES DE MONTAÑERO A TRAIL RUNNER O VICEVERSA???

Sin Comentarios

Publicar un comentario