OBESIDAD INFANTIL FALTA DE ACTIVIDAD FÍSICA Y CONFINAMIENTO

OBESIDAD INFANTIL FALTA DE ACTIVIDAD FÍSICA Y CONFINAMIENTO

OBESIDAD INFANTIL FALTA DE ACTIVIDAD FÍSICA Y CONFINAMIENTO

No hay duda de que la población infantil ha sido la más castigada con las medidas de confinamiento y distanciamiento social debido al COVID19, aún sin evidencia científica al respecto. Fueron los primeros en confinar y los últimos en salir, encima las horas permitidas coincidían con las de calor extremo, se les han clausurado parques y jardines, prohibido correr playa, caminar por la calle, ir a la escuela sin mascarilla (único país de Europa) y aunque se han dado pequeñas aperturas siempre son las primeras en clausurarse.

Junto a la pérdida de movimiento, de juego en espacios públicos, de relación con otros niños, etc…se ha visto incrementado la pandemia del SXXI “la obesidad y el sedentarismo”  entre la población infantil, y aún no tenemos datos de estudios de las posibles consecuencias del confinamiento a nivel  familiar (violencia en el hogar, divorcios,) y la secuelas que dejará a nivel físico, psíquico y social. Estudio Estudio

Si nos acogemos al estudio pasos 19 de la    GASOL FOUNDATION obtenemos las siguientes conclusiones en referente a la situación actual de obesidad entre la población infantil y adolescente.

La obesidad infantil es una epidemia a nivel mundial que puede condicionar en gran medida la salud física, psicológica y social y el desarrollo de la sociedad en el presente y futuro.

Se confirma que en España estamos sufriendo una epidemia de obesidad infantil que está afectando de forma relevante al desarrollo de los niños/as y adolescentes.

Un 14,2% de la población infanto-juvenil padece esta problemática medida según el Índice de Masa Corporal (IMC) y un 24,5% presenta obesidad abdominal.

La prevalencia de obesidad infantil ha crecido en las dos últimas décadas: un 1,6% según IMC y un 8,3% según obesidad abdominal.

La prevalencia de obesidad infantil es mayor a mayor porcentaje de pobreza (Canarias, Andalucía y Galicia a la cabeza).

Solamente un 36,7% de la población infantil y adolescente cumple con la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de mínimo 60 minutos cada día de actividad física moderada o vigorosa. Artículo

El incumplimiento de la recomendación de actividad física es mayor en el género femenino (70,1%) que en el masculino (56,1%) y también es mayor en la población adolescente (69,9%) respecto a la población infantil (56,1%)

La población infantil y adolescente española dedica muchos más minutos diarios al uso de pantallas de lo que marca la recomendación de la OMS como límite máximo (120 minutos al día). Concretamente, entre semana dedican más de 178 minutos al día (casi 3h diarias) y el fin de semana más de 282 minutos al día (más de 4,5h diarias).

El nivel de adherencia a la dieta mediterránea se ha deteriorado en las dos últimas décadas.

Más de un 20% de la población infantil y adolescente declara sentirse preocupado/a, triste o infeliz.

La obesidad infantil se ha convertido en uno de los mayores problemas sociales y de salud del siglo XXI. En 2016, a nivel mundial, había más de 340 millones de niños, niñas y adolescentes. En 2022 la obesidad superará a las hambrunas.

España ocupa el 4º puesto en cifras de obesidad y sobrepeso en niños de entre 5 y 10 años a nivel europeo y el 2º lugar en niñas de la misma franja de edad.

2 de cada 5 niños españoles entre 6 y 9 años tienen sobrepeso u obesidad. Entre un 42% y un 63% de los niños/as que presentan obesidad en la edad escolar, presentarán obesidad en la edad adulta.

La familia juega un papel clave en las cifras de obesidad infantil: Los menores cuyos progenitores presentan sobrepeso u obesidad son más propensos a ser obesos en la etapa infantil.

CONSECUENCIAS:

La obesidad infantil afecta a corto plazo en la salud de los menores, aumentando las posibilidades de padecer enfermedades cardiovasculares y diabetes a edades tempranas así como trastornos del sueño y complicaciones psicológicas y sociales. mayor aislamiento social, más inactividad al no participar en ciertos juegos y dinámicas y dificultades para establecer relaciones de amistad. Todo ello contribuye a que puedan tener vivencias depresivas como una baja autoestima o ansiedad.

RECOMENDACIONES:

Cambio de la pirámide alimentaria, observen las diferencias entre la pirámide española y la australiana; base de fruta y verdura frente cereales (procesados y con azúcares añadidos), límite de azúcar y sal y eliminación de las bebidas alcohólicas y azucaradas.

Medidas institucionales sobre las desigualdades sociales.

Incorporación de la actividad física en los tres tiempos pedagógicos. (escuela, actividades extraescolares, familiar).

Cumplir con las recomendaciones de horas de sueño para evitar atentar contra el desarrollo físico, cognitivo, psicológico y social.

Los hábitos de alimentación cada vez están más deteriorados entre la población infantil y adolescente y conviene emprender medidas contundentes que permitan promocionar el consumo de alimentos saludables y el logro de un nivel alto de adherencia a la dieta mediterránea ya que esta determina una parte importante de las oportunidades de desarrollo durante la etapa infantil y adolescente. A su vez conviene limitar el acceso al consumo frecuente de productos alimentarios que van en contra del logro de la calidad de dieta.

Desarrollar aspectos relacionados con el bienestar emocional.

Incentivar la lactancia materna.

Promover el desplazamiento a pie o en bici al cole.

La importancia de la prevención frente la curación y el papel de inculcar hábitos saludables (deporte y alimentación).

Murrugarra Coari, F. (2020). Variación del peso corporal durante el confinamiento obligatorio por Covid-19 en niños de las aldeas infantiles SOS Zárate, 2020. http://repositorio.ucv.edu.pe/handle/20.500.12692/46366

González-Rábago, Y. (2020). COVID-19 Y SALUD INFANTIL: EL CONFINAMIENTO Y SU IMPACTO SEGÚN PROFESIONALES DE LA INFANCIA. Rev Esp Salud Pública, 94(27), 27. https://www.mscbs.gob.es/biblioPublic/publicaciones/recursos_propios/resp/revista_cdrom/VOL94/ORIGINALES/RS94C_202007064.pdf

https://www.observatoriodelainfancia.es/ficherosoia/documentos/2624_d_obsidad_infantil.pdf

Zhang F, Xiong Y, Wei Y y col. La obesidad predispone al riesgo de una mayor mortalidad en pacientes jóvenes con COVID-19 [publicado en línea antes de la impresión, 21 de mayo de 2020]. J Med Virol . 2020; 10.1002 / jmv.26039. doi: 10.1002 / jmv.26039 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7280697/

Soeroto, AY, Soetedjo, NN, Purwiga, A., Santoso, P., Kulsum, ID, Suryadinata, H. y Ferdian, F. (2020). Efecto del aumento del IMC y la obesidad en el resultado de pacientes adultos con COVID-19: una revisión sistemática y un metanálisis. Diabetes y síndrome metabólico: investigaciones clínicas y revisiones . https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1871402120303817

La suficiencia de vitamina D, una 25-hidroxivitamina D sérica de al menos 30 ng / ml reduce el riesgo de resultados clínicos adversos en pacientes con infección por COVID-19 Zhila Maghbooli,Mohammad Ali Sahraian ,Mehdi Ebrahimi,Marzieh Pazoki,Samira Kafan,Hedieh Moradi Tabriz,Azar Hadadi,Mahnaz Montazeri,Mehrad Nasiri,Arash Shirvani,Michael F. Holick https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0239799

Sin Comentarios

Publicar un comentario